Review: “John Wick 2: Un nuevo día para matar”

Calificación: 8/10

La primera película de John Wick sorprendió con sus criminales civilizados y un lenguaje sencillo pero contundente. El universo creado por los directores Chad Stahelski y David Leitch y el guionista Derek Kolstad –que se inspiró en filmes como Ronin (1998) y el clásico spaghetti western Érase una vez en el oeste (1968)– consiguió que Sin Control (John Wick, 2014) sobresaliera en el cine de acción contemporáneo. John Wick 2 (John Wick: Chapter 2) es una muy buena secuela que vuelve a lo que funcionó la primera vez: escenas con grandes peleas cuidadosamente coreografiadas, diálogos breves y eficaces, y su propia mitología.

Después de haberle demostrado a la mafia rusa que sigue siendo el Boogeyman, John (Keanu Reeves) logra concentrarse en su retiro y disfrutar de la compañía de su nuevo perro. Pero su identidad de asesino infalible está lejos de abandonarlo cuando Santino D’Antonio (Riccardo Scamarcio) golpea la puerta de su hogar. El italiano quiere ocupar el lugar de su hermana en la mesa del crimen y por eso le pide a John que la mate. Muy a su pesar, el ex asesino debe cumplir con el encargo ya que hizo un juramento inquebrantable con Santino, quien lo había ayudado a retirarse bajo el compromiso de un pacto de sangre.

No es recomendable molestar a alguien como John Wick y sacarlo de su soñado retiro solo conseguirá multiplicar la actividad criminal y las muertes. Stahelski vuelve a su silla de director pero esta vez lo hace solo y consigue el balance entre las violentas escenas de acción y la tensión con la que convive el protagonista. Stahelski tiene una extensa carrera como doble de acción y fue el doble de Reeves en la trilogía Matrix, su experiencia con las acrobacias y las coreografías logra traducirse en planos largos sin tantas sacudidas de cámara, en los que se puede disfrutar de las peleas.

Keanu Reeves logra componer nuevamente a un antihéroe notable y está muy bien acompañado por sus compañeros, sobre todo por Ian McShane que regresa como Winston, el dueño del hotel Continental. Dentro de las incorporaciones al elenco, la más destacable es la de Laurence Fishburne, mejor conocido por haber interpretado a Morfeo en la saga Matrix junto a Reeves. Otra de las adhesiones es Ruby Rose, que está disfrutando de la fama que despertó su participación en Orange is the New Black, pero su papel no hace la diferencia, ni siquiera por ser una de las pocas mujeres que se enfrenta a Wick. En la semana de San Valentín, John Wick 2 es la alternativa perfecta para escapar de las historias románticas e ir al cine en busca de una dosis de adrenalina.

Facebook Comments

About Rocío Llano

Vivo en el universo del cine y las series. Escribo sobre estas cuestiones en Miramos Series y El Lado G. En twitter soy @rochidoblele.