The Magicians: Remedial Battle Magic

A dos capítulos del final de temporada, llegó la hora de prepararse para ir a pelear a Fillory, y nadie tiene ni la menor idea de cómo hacerlo. En un capítulo de esos que son un poco de relleno, un poco de preparación, The Magicians bajó un cambio respecto de la semana pasada como antesala de la batalla más esperada.

Comentarios de “Remedial Battle Magic”:

  • En el capítulo prefirieron desarrollar relaciones que hasta ahora habían quedado a un costado: Alice y Penny y Quentin y Margo. La relación entre Alice y Penny parecía estar más bien basada en que ambos son cabezadura y fueron los únicos que se quedaron practicando cuando todos los demás se habían cansado y prefirieron emborracharse. Quentin y Margo, por otro lado, se relacionaron por su preocupación por el estado de Eliot que está cada vez más deprimido desde que mató a Mike y la relación con su mejor amiga está cada vez peor (no sólo por su depresión sino por que siente que ella lo abandonó en su peor moomento).
  • Julia y Kady siguen en la búsqueda de una diosa a la que peticionarle y, tras varios encuentros con personas que pertenecen a especies que podrían ofrecer una respuesta (como un vampiro y una Lamia que toma la forma de la madre de Kady), resulta ser que Julia es quien puede conectarse con la diosa directamente. Entre un hechizo y un sueño, Julia va de a poco descubriendo sus verdaderos poderes.
  • Mientras tanto parece que la Bestia, en lo que parece un intento por evitar que cualquier Traveler llegue a Fillory, empieza a llenarles a todos la cabeza con voces que llevan a Joe, a quien conocimos la semana pasada con parte de la relación de los padres de Alice, a suicidarse. Toda esta situación la vivimos a través del drama que sufre Penny y que termina en una internación por sobredosis ya que la droga es la única manera que encontró de callar a la Bestia. En el hospital, la profesora Sunderland le ofrece un parche que se clava literalmente en su nuca e impide que la Bestia acceda a su cerebro. Pero algo así no parece ser del todo una buena idea e incluso sabemos que es una solución provisoria.
  • La escena más interesante del capítulo fue la de las emociones. Entre los preparativos (que incluyeron una serie de ‘hechizos probabilísticos’ que determinaron 7 escenarios de posible muerte para los protagonistas) el grupo aprende, gracias a Kady, que la mejor forma de hacer magia de batalla es embotellar los sentimientos. Eso parece muy fácil y de hecho de verdad ayuda con los hechizos, pero al volver a tomarse los sentimientos todo es caos porque el torrente de emociones parece incontrolable.
  • El final fue muy…raro. Tras tratar de hacer sentir mejor a Margo que está preocupada por Eliot, Quentin la abraza y parecen quedarse dormidos. Excepto que habían tomado un poco y Quentin se despierta con flashes de un trio ocurrido la noche anterior y Alice en la punta de su cama. No parece algo que Quentin haría de no haber estado alcoholizado y es bastante probable que esa sea la respuesta que le de a Alice.

Promo de “Thirty-nine graves”:

Facebook Comments

About Karina Fernandez

Miro televisión más de lo que el médico recomienda. De grande descubrí el fantasy y me enamoré. Whovian.