Review: Jessica Jones

Era noviembre de 2013 cuando Marvel y Netflix anunciaban un acuerdo para llevar a la pantalla del servicio de streaming, un total de 4 series de personajes que no verían la luz en la pantalla grande. El pelotón liderado por Daredevil, quien ya venía golpeado desde aquella infame película protagonizada por el actual Batman, se veía bajo un ambicioso mercado a explotar. Dos años después de este acuerdo, ya pasaron la mitad de esas series y podemos decir que no defraudaron en lo más mínimo.

En marzo se estrenó la primera temporada de Daredevil y las críticas nunca dejaron de ser positivas. Una especie de aire fresco se respiraba en el MCU mientras se instalaba un nuevo tono para contar historias dentro del mismo.

Y ahora le llegó el turno a Jessica Jones. El personaje creado por Brian Michael Bendis para la serie Alias que supo formar parte a su vez de un sello más adulto dentro de Marvel bajo el nombre Max. Desconocido por una gran parte de los consumidores de este tipo de series/películas, llegaba con la tarea de mantener el nivel de DD y presentar un personaje digno del MCU.

Miramos Jessica Jones

Durante los 13 capítulos, la serie convive con una atormentada detective (ex superhéroe) que se enfrenta a un fantasma del pasado con la ayuda de Luke Cage (otro personaje que tendrá serie en Netflix) y su amiga Trish Walker.

Krysten Ritter se luce en un personaje oscuro y repleto de humor negro que parece ser su especialidad. David Tennant, como Kilgrave, no deja pasar esta oportunidad y deja un villano que será recordado por mucho tiempo.

Si bien Daredevil tuvo buena recepción de parte de fans y de la crítica, ya sea por la representación de Matt Murdock o por el fuerte tono de violencia que manejaba la serie, el nivel en la segunda mitad de la temporada va cayendo y la serie se va pinchando. Marvel parece haber aprendido esa lección y las construcciones de los personajes (del villano más que nada) son inversas. No es hasta bien entrada la segunda mitad de la temporada que finalmente entendemos qué pasa por la cabeza de Kilgrave y su obsesión con Jessica.

Miramos Jessica Jones

Era necesaria otra figura femenina dentro de este rico universo comiquero, y Jess marca el camino. Si bien Peggy Carter son fuertes figuras dentro del MCU, alguien como Jones le puede agregar un tinte de oscuridad al asunto personal que Black Widow no pudo terminar de desarrollar en Age of Ultron.

Es interesante dentro de esta marea de feminismo que rodea a la serie, ver cómo es tratado a nivel psicológico y físico el tema del abuso de las mujeres dentro de una sociedad machista y caprichosa. Kilgrave no interesándole otra cosa que conseguir la aprobación de la heroína y llevando todo a límites insospechados es una buena metáfora que por momentos se pone seria y tiene una confrontación de lo mejor de la serie.

“Jessica Jones” fue todo lo que esperábamos. Un tono oscuro, con un humor del mismo color, un poco de girl-power y la introducción perfecta de nuevos personajes.

Facebook Comments

About Lucas Sciancalepore

Whedonista de Whedon